Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

miércoles, 18 de abril de 2018

Espacios hopperianos


A lo largo de los años, me fui encontrando en la calle con imágenes que me conmueven por la soledad que me transmiten. Y siempre pienso en Edward Hopper y en ese latente sentimiento que me embarga cada vez que veo sus pinturas.
Así fui armando una serie y que me gustaría compartir con ustedes algo de todo ello,  acompañado (eso, si) por las palabras de un poeta con mayúsculas: Roberto Juarroz

Hay vidas que duran un instante: su nacimiento / hay vidas que duran dos instantes: su nacimiento y su muerte / hay vidas que duran tres instantes: su nacimiento, su muerte y una flor (Quinta Poesía Vertical, 10)


(c) Marcelo Caballero. Figueres, 2018


La vida tiene una música de fondo / Nadie sabe reconocer su música,/ pero a veces nos parece recordar su melodía ( Octava Poesía Vertical, 32)


(c) Marcelo Caballero. Torroella de Montgrí, 2018


El pensamiento nos traiciona / y el yo también nos traiciona. / Somos leves señales de humo que tal vez no tejan ni un código (Undécima Poesía Vertical, 23)


(c) Marcelo Caballero. Porto, 2016


El silencio de aquello que no puede hablar, / es diferente / del silencio de aquello que puede hablar (Sexta Poesía Vertical, 59)


(c) Marcelo Caballero. Caixa Forum, Barcelona, 2016



Hasta pronto!



Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 16 de abril de 2018

Lo obvio desde otra perspectiva


Cuando el fotógrafo Luigi Ghirri impartía clases de fotografía en 1989 en la Universidad de Reggio Emilia, no lo hacía como un teórico erudito para un público elitista ansioso de intelectualidad y postfotografía; Guirri sólo intentaba transmitir a los estudiantes la sencillez y la frescura del hacer fotografías. Y eso no es poca cosa.


(c) Luigi Ghirri. Módena, 1972

De todo ello se desprende en un libro titulado: Lezioni de Fotografía (2009) que recopila lo que el fotógrafo italiano habló durante esas clases. Y no se remiten sólo a técnicas. Apunta a algo más valioso: de la disposición psicológica de quien mira a través del encuadre, de su sensibilidad para descubrir del entorno cotidiano. “Mi deseo siempre ha sido trabajar con la fotografía como una amplificación de posibilidades perceptivas y narrativas. Creo que aprendí del arte conceptual la posibilidad de partir de las cosas más simples, de lo obvio, para verlas de nuevo desde otra perspectiva” señala Guirri.


(c) Luigi Ghirri. Scandiano, 1971

"Hemos olvidado el enorme poder de revelación que cada uno de nuestros ojos pueden contener. Fotografiar es como mirar el mundo en un estado adolescente, renueva continuamente la maravilla de observar”.


(c) Luigi Ghirri. Lido di Spina 973

Si el viaje es sinónimo de aventura, grande o pequeña, puedes enfrentar esta aventura dejando de lado las calles conocidas, los lugares comunes y buscando nuevos caminos visuales y nuevas estrategias de representación”.


(c) Luigi Ghirri. Capri 1981


Me gustaría recordales que entre el 25 de septiembre 2918 al el 7 de enero 2019 tendrá lugar,  en el Museo Reina Sofía en Madrid, una gran exposición de Ghirri titulada "El mapa y el territorio”. Y viene con catálogo.

Hasta pronto!



Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

miércoles, 11 de abril de 2018

Expresión del tiempo

En la larga andadura por los caminos de la fotografía, me fui encontrando con muchas “voces autorizadas” que pretenden imponer ciertos purismos y siempre los escucho hablar sobre que es lo correcto y que es lo incorrecto. Como si se tratara de matemáticas. Cuando para mi, todo ello depende de cómo se lo mire, de la intuición;  y después, en la edición: de cómo se encare un proyecto, del sintagma interno más idóneo para una narración visual. De esa manera, el contexto cambia, se dejan de lado las etiquetas y cobra valor absoluto la libertad de la fotografía y del creador visual en su deseo de expresar una visión particular de su entorno, de su gente, de su propio interior.


(c) Jose Manuel Navia.  Madrid, Calle de Toledo. De su libro Miguel de Cervantes o el deseo de vivir

En todo ello reflexionaba cuando veía algunas fotografías voluntariamente “desenfocadas” o “movidas” de Jose Manuel Navia en su libro Miguel de Cervantes o el deseo de vivir (2015). Lo mismo percibí en Salzillo. La vida en torno (2017).


(c) José Manuel Navia. Murcia, Museo Salzillo. Detalle del paso “Los azotes"

También me pasó lo mismo con las fotografías de Paradiso de Lorenzo Castore. Esas imágenes voluntariamente movidas o desenfocadas de su proyecto realizado en Cuba y en México me señalan una expresión única del tiempo transcurrido.


(c) Lorenzo Castore. de su libro Paradiso (2007)

Ese principio  de temporalidad único también las observo en las fotografías de Michael Ackerman: el instante en que se está produciendo o se producirá un movimiento. Y esa sensación de incertidumbre y también de transformación; le otorga a la escena una cualidad simbólica diferencial, y una estética diferente.


(c) Michael Ackerman

Hace unos días, descubrí Licht und zeit 2012 – 2013 un proyecto del artista catalán, Eduard Resbier. Me gustó muchísimo como utiliza en sus pinturas los desenfocados que nos aproxima a otra manera de captar la realidad. “Aproximándose a la imagen ya sea a partir de las fotografías, videos o de visiones imaginarias, mostrándonos como ha cambiado nuestra manera de contempolar el mundo debido a las tecnologías,  ya que sus obras tienen mucho que ver con la fotografía, la imagen digital y el mundo del cine” señalan los responsables de la Sala Parés de Barcelona donde el artista es colaborador permanente.


(c) Eduard Resbier

A propósito de todo ello, me gustaría compartir un video de Resbier titulado Nit (Noche)




Hasta pronto!



Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 9 de abril de 2018

Mi jardín de la buena memoria


Desde hace algunos años tomé la costumbre de escribir en un pequeño cuadernillo, frases de fotógrafos que, por una u otra razón, me impresionaron. Así, esa peculiar miscelánea de pensamientos ajenos fue tomando cuerpo;  y ahora, visto a la distancia, puedo reconstruir,  como si se tratara de un rompecabezas:  mi propio universo de inquietudes fotográficas
Por todo ello me gustaría compartir con ustedes, algunas de esas frases de mi “jardín de la buena memoria”.

“Fotografiar es encuadrar. Y encuadrar es excluir” Sussan Sontag


Paolo Pellegrin. Remedios, Villa Clara, Cuba 2011


“La fotografía es un secreto que habla de un secreto. Cuanto más te dice, menos sabes” Diane Arbus


(c) Diane Arbus


“La cuestión del tiempo no se debería pensar como un problema de finitud o de duración. Es su consistencia lo que importa” Juan Rulfo


(c) Harry Gruyaert.Bélgica, 1988



“La técnica es indispensable pero para mí es más importante la sorpresa y la intuición” Graciela Iturbide


(c) Graciela Iturbide. Mujer ángel, desierto de Sonora, 1979


“Toda buena fotografía está al borde del fracaso” Garry Winogrand


(c) Garry Winogrand

Hasta pronto!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

miércoles, 4 de abril de 2018

Cuando las abstracciones arman un mundo


Cuenta la leyenda que mientras Ernst Haas trabajaba en un peculiar film de imágenes abstractas para ser exhibido a través de dos proyectores, lo sorprendió la muerte en 1986. El fotógrafo austríaco sabía que ese trabajo era la gran culminación de su vida dedicada a la fotografía a color.


(c) Ernst Haas. NY 1952
(c) Ernst Haas. USA, 1970


Haas como otros fotógrafos coloristas de la misma generación (Leiter, Cornelius, Herzog, Erwin Fieger, entre otros) abrazó el expresionismo abstracto como una forma de percibir el entorno público. 
En ese contexto de cosas, Haas fue el que más brilló: fue el primer fotógrafo a color que expuso de forma individual en el MOMA en 1962;  y fue el primer fotógrafo colorista de Magnum,  en una época en donde el color en la fotografía documental no estaba formalizad0 visualmente.


(c) Ernst Haas. NY 1974


Steidl  en los últimos años reivindica la figura de este gran fotógrafo austríaco con la publicación de Color Correction (2011) y en especial: Abstrakt. En este último libro (que verá la luz en junio de este año) se podrá visualizar una colección importante de imágenes que iban a ser proyectadas en ese peculiar film de Haas que su muerte lo impidió.
Hasta pronto!



Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

miércoles, 21 de marzo de 2018

Fotografía automóvil de calle

Siempre me ha gustado realizar instantáneas desde el interior de un automóvil. Me parece una propuesta prolífica de composiciones audaces y que, además, te otorgan una gran discreción a la hora de acercarte a una escena de un espacio público.


(c) Marcelo Caballero. La Habana, 2016

El tema del encuadre a través de ventanas indiscretas o la multiplicidad de planos que puedes lograr desde un coche le dan una potencia visual extraordinaria a una escena como lo puedes observar en los trabajos modélicos de Lee Friedlander.


(c) Lee Friedlander


También rescato el trabajo desde los coches realizados por Raghubir Singh. Las líneas, ángulos y reflejos pueden crear escenas surrealistas, desconcertantes y que, además, ayudan a organizar un poco el caos de la ciudad.


(c) Raghubir Singh. India

El automóvil también organiza el paisaje con un toque inusual, como lo hace Bernard Plossu como en esta escena de "road movie" por el sur de los Estados Unidos.


(c) Bernard Plossu. Ruta 666. USA 1981


Hace poco descubrí el trabajo de Paolo Pellegrin en La Habana donde varias de sus imágenes están realizadas desde un almendrón (coche antiguo reconvertido en taxi) y es una forma alternativa y diferente de hacer fotos de lugares muy fotografiados. Además de darle un toque compositivo extraordinario a la escena.


(c) Paolo Pellegrin. La Habana, 2006

(c) Paolo Pellegrin. Parque Lenin, La Habana, 2011

Hasta pronto!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 19 de marzo de 2018

Iconografía de estereotipos

Hoy toca un momento de reflexión. Pararnos un poco y pensar hacia donde nos dirigimos. 
Estamos viviendo unos tiempos tan difíciles para la fotografía, inmersos en una saturación ingente de millones de imágenes que pululan diariamente por las redes sociales; que conocemos el mundo como si fuera una especie de iconografía de estereotipos que, además, son universalmente aceptados.


(c) Alex Webb. La Habana, 2012

Por eso, es un gran desafío generar una actitud creativa y diferencial para un fotógrafo actual comprometido. 
Quizás es una raza en extinción o quizás, hay muchos más que antes ( me refiero a la época analógica). Pero que ante semejante selva virtual, no es fácil distinguirlos. Por eso sigo aferrado a las “siempre bienvenidas” imágenes creadas por grandes maestros que, paradójicamente han ayudado a crear una iconografía visual difícil de cambiar. Quizás todo esto suene apocalíptico, como pensaba Umberto Eco.  Pero es lo que pienso al día de hoy.


(c) Carl de Keyser. La Habana, 2015

Durante los últimos años, estoy visitando una gran ciudad que me encanta y la seguiré disfrutando como es La Habana. Y sé perfectamente que es un gran desafío hacer algo distinto allí,  ya que es una de las ciudades más fotografiadas. Y es muy fácil perderse en los laberintos de los estereotipos.


(c) David Alan Harvey. El Malecón, La Habana, 1998

“Quien haya estado en Cuba se habrá sorprendido por la existencia física, de los colores en el diamante del Caribe, por la forma en que la luz exalta los tintes en las diferentes horas del día y por la exuberancia de las puestas del sol” comenta el prestigioso crítico y fotógrafo Christian Caujolle en el prólogo de Paradiso de Lorenzo Castore. Quiero resaltar que ese prólogo fue escrito en el 2006 y me parece profético.


(c) Lorenzo Castore. La Habana 2000 - 2001

Este hecho, junto con la inevitable propensión de las revistas ilustradas a exaltar la fascinación por un exotismo de lentejuelas que empareja el Malecón (La Habana) con los vestigios vintage de los sublimes coches americanos de los años cincuenta, unos largos descapotables de color rosa pastel con un fondo de fachadas ocre desconchado, ha inventado una iconografía difícil de superar”
Hoy en día, es muy complicado abstraerse de esa iconografía estereotipada. Supongo que algunos (espero que muchos) lo estén buscando.  Y me incluyo… aunque es muy difícil hacer algo decente y diferente en ciudades muy fotografiadas como es el caso de La Habana. Pero me gustan esos desafíos. Por lo menos hay que intentarlo.


(c) Raúl Cañibano Ercilla. El Malecón, La Habana, 

Los fotógrafos son una raza diferente de ser humano – comenta Caujolle en una nota en el British Journal of Photography – No son los que producen imágenes sino los que pueden proponer un punto de vista diferente. Aquellos cuya perspectiva no es sobre reproducción sino interpretación, usando una herramienta tan extraña y específica como la fotografía. Y siempre con una tensión entre el realismo y la fantasía”
Hasta pronto!




Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!