Miradas Cómplices constituye una bitácora de notas, relatos de viaje, reflexiones y fotografías que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

miércoles, 4 de marzo de 2015

Confesiones desde el infierno

Me ha llegado a casa unos de los libros más originales e interesantes que he tenido la suerte de ver en los últimos tiempos. Me refiero a Half Life de Michael Ackerman y las apreciaciones que comentaré en este post, serán muy subjetivas como este libro. Y debo confesarles, a priori,  que no podré comentarlo de otra manera.



Sólo decirles que fue publicado originalmente por Delpire en el 2010; y la versión que hoy tengo en mis manos es la española de Lunwerg y se está vendiendo en algunas pequeñas librerías low cost por sólo 10 euros cuando en algunas importantes de Barcelona cuesta unos 25 euros. Cosas del mercado…


© Michael Ackerman

Lo cierto es que este libro me ha entrado por las venas, por la emoción de sentirme parte de varios viajes oníricos que el autor me propone desde el principio de este milagroso libro de fotografías.

© Michael Ackerman

Y la verdad, al ver sus imágenes,  poco importan los detalles, sino lo que transmiten, lo que crea visualmente el autor en esos interminables paseos nocturnos, según comenta el realizador del prólogo: Denis Kambouchner, por distintos lugares de Europa del Este y de Estados Unidos.

© Michael Ackerman

Ackerman me muestra imágenes que rozan el sueño o, más bien la pesadilla como si, en paralelo,  estuviera leyendo algún poema maldito de Unatemporada en el infierno de Arthur Rimbaud;  mientras voy desgranando en el papel,  fotografías desenfocadas, retratos desencajados por algo que ocurre en el entorno y que no sabemos. Y nos mantiene expectantes, con cierto temor.

© Michael Ackerman

Que bonito es encontrarse con un libro así que exprese una sensibilidad tan grande, tan simbólica de lo que es capaz de concretar el lenguaje fotográfíco sin más ayuda que la fotografía.

Parte de un troquelado de hojas de la última página del libro © Michael Ackerman

Después de observar la última página,  que se me abre como un troquelado secuencial de fotos que expresa la sensación de apocalipsis que vive una persona semidesnuda inmersa en la noche; no puedo más que felicitar al autor que me ha afirmado una vez más, las ganas de hacer fotografía. Y eso me pasará cada vez que abra un libro como éste.
Mil gracias.



Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 2 de marzo de 2015

Puntos suspensivos sobre el uso y control de la imagen

"Siempre es más fácil obtener perdón que permiso"
Bansky

Uno de los temas más conflictivos y que genera más debate en la fotografía de calle contemporánea son los derechos y las limitaciones legales que tiene el fotógrafo para realizar imágenes en los espacios públicos. Y cada país tiene sus propias leyes, algunas más restrictivas que otras.
En ese contexto, el fotógrafo brasilero Rogério Reis se lo tomó con humor y con ironía para realizar un proyecto titulado: Nobody’s Nobodies.

© Rogério Reis
© Rogério Reis

En este trabajo, realizado en las playas de Río de Janeiro,  Reis utiliza puntos de colores sobre las caras de los fotografiados.

© Rogério Reis

© Rogério Reis

El autor pretende con ello reflexionar sobre la identidad y la propiedad de imagen en el espacio público de su país.

© Rogério Reis


“El punto me dio la libertad de practicar abiertamente la fotografía en una época en la que ya no es posible sin la previa autorización de las personas fotografiadas”.


© Rogério Reis

Para los que quieran saber cómo está el tema legislativo en España, pueden leer la entrevista que le realicé a la fotógrafa y editora María Rosa Vila, una especialista en la materia.


Hasta el miércoles!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

miércoles, 25 de febrero de 2015

Marrakech, la esencia de la luz


Djemma el-Fna 2014.  Marrakech

Hay pocas ciudades de las que he conocido que me maravillen tanto como Marrakech.
No sólo por su gente y su entorno; sino por la inmensa y preciosa luz que llena de color cada recoveco de esta antigua ciudad del sur de Marruecos, puerta de entrada al desierto. Y este valor añadido que prestigia a la ciudad lo sabe muy bien un fotógrafo o un pintor, ansiosos buscadores de buena luz.


Medina 2014.  Marrakech

En julio del año pasado, armé mi primer taller de fotografía en Marrakech y fue una experiencia inolvidable vivida con un grupo de participantes entusiasmados al igual que yo con esta mágica ciudad.
Es por ese motivo, que este año repito la experiencia de realizar un nuevo taller allí y se renuevan las ganas por volver a Marrakech que después que te muestra sus encantos, ya no puedes dejarla. Siempre tienes que retornar.




El nuevo taller tendrá 4 días completos de práctica fotográfica monitoreados por quien les escribe junto con visionados y comentarios diarios de las imágenes realizadas por los alumnos cómodamente alojados en un riad de la medina de Marrakech. Pueden recabar toda la info, programa e inscripción de este taller en mi web.

Hasta pronto!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 23 de febrero de 2015

Presencias y ausencias

“..la fotografía no tiene que copiar lo que es visible, pero debe hacer visible lo invisible” Franco Fontana

  de su serie Presenzassenza © Franco Fontana
Cuando el fotógrafo italiano, Franco Fontana dió a conocer su serie Presenzassenza en 1982, creó un punto de inflexión en la fotografía a color europea.

de su serie Presenzassenza © Franco Fontana

Todo el manual del expresionismo abstracto americano y de la Escuela de Chicago está en este libro (actualmente inhallable) publicado por Selezione d’Immagine con prólogo de Giulana Scime.

de su serie Presenzassenza © Franco Fontana

En esta serie, Fontana lleva a la figura humana a la forma simbólica de  una presencia o,  una sombra de su realidad.

de su serie Presenzassenza © Franco Fontana


de su serie Presenzassenza © Franco Fontana

de su serie Presenzassenza © Franco Fontana






Para los que aún no conocen la obra de este ecléctico fotógrafo italiano, uno de los grandes de la fotografía contemporánea, se puede ver actualmente en Madrid,  en una expo organizada por Mondo Galería y estará abierta al público hasta el 4 de abril.
Hasta el miércoles!!














Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

viernes, 20 de febrero de 2015

Winogrand en Madrid

La gran exposición itinerante sobre la obra de Garry Winogrand que se inició en el 2013 en San Francisco, llega a Madrid de la mano de la Fundación Mapfre.

Desde el 25 de febrero hasta el 5 de mayo se podrá apreciar la obra de este gran fotógrafo considerado uno de los padres de la fotografía de calle contemporánea.




Ahora los dejo con un video realizado por la gente del museo parisino de arte contemporáneo Jeu de Pame, durante el reciente paso de la expo por la capital francesa.


Buen fin de semana!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

miércoles, 18 de febrero de 2015

A través de las ventanas de un bus


La fotografía de calle contemporánea,  como ustedes bien saben, está viviendo en la actualidad, su mayor momento de expansión y reconocimiento. La fotografía urbana (street photography como la llaman los anglosajones) está presente en festivales, galerías, museos y escuelas. Y todo ello trae aparejado la publicación de numerosos foto libros, manuales y  el reconocimiento tácito de nuevos fotógrafos emergentes de todas las latitudes que utilizan la web y sus redes sociales para dar a conocer sus obras.
Todo ello es bueno pero también trae mucho ruido que, desde mi punto de vista, es negativo porque no aporta nada nuevo, es repetitivo y,  en muchas ocasiones,  pienso que este subgénero documental está tocando el techo de sus posibilidades si no aporta proyectos diferenciales y creativos en todo sentido. No sólo alcanza con realizar buenas fotografías, hay que saber mostrar el documento visual y utilizar el aporte de otras disciplinas para maximizar la creatividad de un proyecto.
Así lo entendió el fotógrafo inglés George Georgiou (que de emergente no tiene nada ya que ha ganado dos World Press Photo y trabaja para la prestigiosa agencia Panos Pictures). Resulta que en el 2008 retornó a Londres después de pasar varios años viviendo y trabajando en países de Europa del Este y observó que la ciudad estaba cambiando ante sus ojos. “Quería documentar la ciudad, sus movimientos y migraciones y entender cómo tanta gente de todo el mundo se las arreglan para compartir el mismo espacio” señala el fotógrafo inglés.

© George Georgiou

Lo novedoso de este proyecto radica en cómo lo quiso desarrollar. Para ello, utilizó el emblemático autobús de dos pisos que le permitía enmarcar la ciudad. “El nivel inferior está muy cerca de la calle, donde estoy casi tocando a la gente en la forma tradicional de la fotografía de calle, La cubierta superior me permite la distancia para capturar los planos del paisaje urbano”.



Así, el proyecto titulado Last Stop ya resultaba novedoso en perspectiva visual y el autor fue un poco más allá.

Georgiou entendió que la esencia del proyecto es el flujo incesante de cosas azarosas a pesar que cada día tomaba un bus que lo llevaba por la misma ruta. 




Para captar ese flujo, decidió convertir el libro en una especie de acordeón que imita la sensación de viaje en autobús.




Y emprendió, el año pasado, la búsqueda de financiación en Kickstarter que consumó con éxito en noviembre. De esa manera, en enero de este año,  publicó el libro y actualmente está realizando una exposición en Le Chateau D’eau, Toulousse.





“Hay que entender el negocio” me dijo, el otro día,  un compañero de Calle35 y creo que por allí va el futuro de la fotografía de calle contemporánea. Entender el negocio significa ser creativo en relación al proyecto pero también en la mirada multidisciplinaria.
Muchas gracias y hasta el viernes!!



Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 16 de febrero de 2015

Un proyecto que no fue porque no gustó


En muchas ocasiones los proyectos se truncan debido a problemas operativos internos o porque las expectativas en ellos no eran las esperadas. Pero aún, es más grave cuando a un organismo público no le gusta ya que el proyecto no es “políticamente correcto”.

© Geert Van Kesterem

Algo de todo ello ocurrió con  “Galicia por 4 fotógrafos”, un proyecto patrocinado por la Dirección de Turismo de Galicia que comenzó en el 2006 y fue realizado por tres fotógrafos de Magnum: Geert Van Kesterem, Ian Berry, Richard Kalvar junto con un fotógrafo gallego: Delmi Alvarez. Y detrás de ellos, hubo un equipo que los secundaba, un presupuesto aprobado y el trabajo duró un año según lo pactado con este organismo público.


© Ian Berry

Según lo que estuve leyendo en la página web Galegos naDiáspora, el director de ese entonces de la Dirección de Turismo, Rubén Lois González, resolvió dar por concluído el proyecto ya que “vimos que las fotos eran un tópico de Galicia, no decían nada nuevo y no hablaban de las realidades del lugar. No eran aconsejables para mostrar”.


© Richard Kalvar

Pero para la gente que trabajó en el proyecto, la interpretación fue distinta. Por ejemplo Van Kesteren señaló que durante el trabajo, “ vimos pueblos hermosímos en los que no vive apenas nadie y que deberían ser protegidos urgentemente”.

“Observé una provincia vacía – se señala en Galegos na Diáspora – con muchísima gente en la emigración, con el Courel herido, con Los Ancares abandonados por las administraciones. Desde la diáspora observo que muy poco ha cambiado Galicia en este aspecto, sigue existiendo el caciquismo pero ésta vez escondido tras una piel de oveja que guarda un lobo de lo más hambriento y falso”. Y, de esa manera, este importante proyecto se truncó. ¿Alguna vez lo conoceremos? Sería interesante verlo en su completitud. 


Hasta el miércoles!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!