Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

jueves, 12 de julio de 2018

Cuba junio 2018


Fábrica de Arte Cubano. La Habana, 2018

Me gustaría compartir con vosotros un video con una selección de imágenes de los compañeros/as que participaron en este viaje - taller intensivo de fotografía de 10 días,  el pasado junio,  entre La Habana, Matanzas y Trinidad.
Espero que les guste.


Cuba 2018 from Marcelo Caballero on Vimeo.

Hasta pronto!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 9 de julio de 2018

Cuando algo intangible se hace realidad



No son muchas las ocasiones que uno se encuentra de una manera azarosa con situaciones especiales que nunca las hubieras imaginado que pasarían. Pero siempre, en el momento exacto, recuerdo a Julio Cortázar: “  la gente se obstina en llamar casualidades a cosas que responden a ritmos que no conocemos y que muchas veces son tan fatales (o causales) como el aburrido hecho de que el sol salga todos los días por el este…” señala al comienzo de una carta de 1965 escrita al escritor cubano, Roberto Fernandez Retamar.
Esa “asombrada causalidad” me ocurrió en una librería de fotografía durante la reciente visita que hice a Les Rencontres de la Photographie Arles 2018. Les cuento…..miraba maravillado las tapas de muchos libros de fotografía: Gruyaert, Depardon, Burri hasta que me encontré con un pequeño libro que decía: El rectángulo en la mano . Sergio Larrain”.




Si, estaba en presencia de un libro que no creía posible encontrar nunca. Los pocos que se vendían en algún portal, valían una fortuna. Y sólo lo podía llegar a ver en el MOMA o en alguna colección particular como la de Martin Parr. Recordemos que fue publicado por Cadernos Brasileiros en 1963, y fue una tirada de no más de 100 ejemplares.
Estaba en presencia del primer libro que bosquejó Sergio Larraín y materialicé finalmente el tamaño original del mismo: pequeño, 18 x 12 cm. Y me sorprendi de nuevo porque creía que el original tenía grandes dimensiones.



La versión actual, publicada por Xavier Barral respeta en todo sentido, la propuesta original: en términos de escala, color y otras cualidades materiales. Y como yapa viene exquisitamente guardado en unas solapas de tapa dura y con unos textos en inglés y francés de una amiga del gran maestro chileno: Agnés Sire, directora de la Fundación Henri Cartier-Bresson.

Es en mi interior que busco las fotografías cuando con la cámara en la mano paseo la vista por fuera, puedo solidificar ese mundo de fantasmas cuando encuentro algo que tiene resonancias en mí” señala Larraín en el prefacio del pequeño libro armado (originalmente) de forma artesanal por el autor.






La realidad visible es la base del proceso fotográfico, y también es el juego de organizar un rectángulo: geometría, con el rectángulo en la mano (la cámara), yo busco. Fotografía: ello (el sujeto) dado por la geometría”.

Estoy muy feliz de tener esta maravilla de 17 fotografías en mi casa. Es un libro que Larraín lo quizo así.
hasta pronto!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 18 de junio de 2018

Las guías de viajes acaban por aburrir al turista



“Las guías se <han puesto> tan exhaustivas, resultan tan suficientes que a la postre acaban por aburrir al turista” Virgilio Piñera. Lunes de Revolución, La Habana. 21 de diciembre de 1959

Cada vez que viajo a La Habana (ya voy por la tercera visita) me viene a la cabeza esta frase del escritor Virgilio Piñera de su lúcido ensayo: Once Consejos para un turista ávido. Y esa frase toma mucho sentido para mi ahora que empiezan a aparecer cada vez más,  guías de viaje sobre esta mágica ciudad ante la creciente oferta de nuevos turistas y la incipiente apertura económica en Cuba. Un detalle nada ocioso de un país que comienza a vislumbrar la etapa post-castrista.


(c) Raúl Cañibano Ercilla. El Malecón, La Habana

Me gustaría compartir con ustedes algunos extractos de este ensayo en donde las palabras de Virgilio aparecen como proféticas en estos tiempos tan globalizados, de tantas guías, aplicaciones y mapas google.
“El elemento <sorpresa> ese imponderable sin el cual un viaje viene a ser la misma cosa latosa que el ir y venir de la oficina- ya no está al acecho del turista para salirle al paso”
“Dando un salto yo aconsejaría al turista que nos honrara con su visita, evitar en lo posible a los guías y a las guías. Es de sobra sabido que nadie se pierde en una ciudad, y encima de no perderse encuentra lo que busca, y por añadidura se encuentra a si mismo”.


(c) Raúl Cañibano Ercilla. De su serie "Ciudad" 1994

Es por ello que propongo al turista que nos visite, una Habana aproximativa” señala Piñera.  “Nunca se llega a saber del todo cómo es una ciudad; es la misma cosa que para el ser humano: nunca acabamos de entenderlo por sus cuatro costados. Por supuesto, el contenido de la ciudad es perfectamente enumerable, esto es, calles, plazas, edificación, laberintos, etc. ¿y que hay con la ciudad invisible, metida, encajada en la ciudad descrita”.


(c) Paolo Pelegrin. La Habana, 2011


La Habana es por el momento, Venus Afrodita. Pero apartemos en seguida del ánimo del lector cualquier impresión de erotismo barato. La sensualidad de nuestra ciudad pica más alto, mucho más alto que esa grotesca invitación al viajero recién desembarcado: Mister, you want a woman?”.


(c) Marcelo Caballero. El Malecón,  La Habana, 2016

Hasta pronto!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 11 de junio de 2018

Caminar por las amnesias urbanas


La ciudad es uno de los símbolos más característicos de la sociedad moderna y esa expresión la encontré en toda su dimensión luego de visitar la multidisciplinaria expo en el IVAM el año pasado: Perdidos en laciudad. 


(c) Lee Friedlander. New York, 1974


En ese contexto de cosas, reflexioné mucho sobre la continua transformación que sufre ese gran  monstruo que es la ciudad. Y el fotógrafo de calle atento a todo ello, acompaña, de alguna manera, esa metamorfosis que indudablemente no debe ser la mirada de un turista, sino la de un observador comprometido con su entorno. Y allí está el gran desafío de los próximos años: pasear y detenerse como bien lo titula un libro de Francesco Careri editado por Gustavo Gilli en el 2016.


(c) Marcelo Caballero. 2018. Lo empecé a leer en un tren a Girona....

Cada vez más se utilizan expresiones como <ciudad difusa>, <no lugares> o <lugares perurbanos> para definir aquellos espacios urbanos que crecen y se multiplican en esta galaxia indefinida que es actualmente la metrópolis conteporánea” comenta Careri. “Ahora bien, estas investigaciones nunca han desplazado su punto de vista hacia el inmenso <vacío> que contienen esos tejidos y esas estructuras” Y el gran arquitecto y caminante italiano se remite al viaje de Stalker (film de Andrei Tarkoski, 1979) que consiste en una travesía por el interior de estos vacíos que permite una lectura inmerso en las dinámicas del territorio.




Careri propone caminar por esas zonas Stalker, y detenerse para interactuar con el Otro. De esa manera con tu presencia física vas transformando tu entorno y eso es una interesante forma de deambular por ciudad: no sólo perseguir la luz y la estética, sino entender que tu propia presencia y la del Otro puede transformar la dinámica de esas zonas no estructuradas.



(c) Luigi Guirri. 1971

Lo que hasta ahora hemos llamado vacío posee en realidad distintas identidades, y no es tan vacío como puede parecer. En su mayor parte, se trata de espacios olvidados, borrados de nuestros mapas mentales, algo así como amnesias urbanas” comenta Careri sobre esos lugares Stalker que tienen reglas propias, ilegalidades difusas y relaciones de fuerza en mutación.



(c) Luigi Guirri. Módena, 1972


El libro tiene pasajes extraordinarios de reflexión práctica y teórica a través de sus largas caminatas por grandes metrópolis como Santiago de Chile o Bogotá junto con muchos alumnos que ven en el caminar, una opción para descubrir, pero también para detenerse e interacturar. Interesante propuesta de cara al nómade urbano en las ciudades del siglo XXI.

hasta pronto!!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

viernes, 8 de junio de 2018

El señor del color


Breve pero intensa exploración del color tuvo el pintor expresionista alemán August Macke conocido como “el señor del color”, una vida creativa truncada a los 27 años por los estertores de la primera guerra mundial.


(c) August Macke. Circo, 1913

Macke supo integrar en su pintura los aspectos que más le interesaron de las vanguardias  pictóricas del momento privilegiado que vivió (impresionismo, expresionismo, cubismo, fauvismo) y ese esfuerzo fructificó en un alto e intenso nivel creativo en pos del uso del color y la luz. 


(c) August Macke. 1913

Y creó un estilo propio constituido especialmente por inusuales figuras geométricas, entre una yuxtaposición coherente de colores primarios y secundarios en escenas extraídas de la vida cotidiana, en su mayoría,  en espacios públicos.
Macke intentó crear un gran impacto visual a través de la búsqueda intensa de las posibilidades emocionales que brinda el color y especialmente de los rojos y de su ubicuidad en la pintura.


(c) August Macke. 1914

Su lectura cromática, y su tendencia hacia lo abstracto fueron de gran influencia para la posteridad a pesar del poco tiempo que vivió. Un caso similar fue el pintor vibracionista uruguayo Rafael Barradas que también falleció muy joven y estaba imbuido de todas las vanguardias de ese momento para crear un estilo propio. Barradas fue una inicial influencia para Salvador Dali que lo conocía de sus visitas por la Barcelona de aquella época.


(c) August Macke. Túnez, 1914


Macke visitó Túnez en 1914 junto con sus amigos pintores Paul Klee y Louis Moillet en búsqueda de “un encuentro de lo latino con el mundo de Anibal y los Sarracenos”. Entre los tres, dejaron un legado artístico tan rico de su paso por allí que, según muchos historiadores del arte lo señalan, tuvo unas consecuencias extraordinarias para el desarrollo ulterior del color en la pintura y también de la fotografía…


(c) August Macke. Túnez, 1914


La historia es conocida: muerto Macke en 1914, siete años después (en 1921), uno de sus amigos de aventura tunecina, Klee fue invitado por Walter Gropius a ingresar a la Bauhaus y es bien sabido que desde entonces, el estudio del color comienza a ser una asignatura autónoma en el estudio del lenguaje visual dentro de la mítica escuela. Y también en la New Bauhaus precursora del uso del color en la fotografía en los años ’50 del siglo pasado. 
Nada es casual, todo es causal.
hasta pronto!!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

miércoles, 30 de mayo de 2018

El proyecto de su vida



“El tiempo se arrastra a su paso mezquino”
Harvey Keitel

Julio Cortázar siempre que podía comentaba que el azar y las causalidades – nunca casualidades- gobiernan nuestras vidas cotidianas. Así, siguiendo su experiencia vital,  me aferré a esa idea para entender la maravilla de la vida donde cualquier acontecimiento banal – como decía el escritor argentino – puede ser un hecho extraordinario, lúdico y causal.


Escena de Smoke. 1995

Hace poco Leire Etxazarra me alegró el día, cuando me agradeció públicamente por descubrirle una maravillosa escena del film “Smoke” en donde un hombre (apasionado de la fotografía) le muestra a su amigo, álbumes de fotos con 4.000 fotografías; realizadas, en la esquina donde vive y trabaja,  diariamente durante 4.000 días. En otras palabras, 12 años sin interrupción. Era el proyecto de la vida de aquel fotógrafo que tenía la necesidad vital de liberar las propias tensiones de su pequeño mundo cotidiano.




Por eso, me acordé de las causalidades de Cortazar y de Smoke cuando hablaba por teléfono con Txema Salvans: “te recomiendo que le des un vistazo a Agus Prat”. Y así me encontré con algo muy especial, el proyecto de vida de Agus Prat.





Prat también tenía la necesidad de crear imágenes e intentar liberar sus propias tensiones vitales debido a la agresión que sufrió y que lo dejó en sillas de ruedas en el 2001. Y la escritura y la fotografía fueron su salvación. En ese sentido, , inspirado en el instinto de perro callejero de Daido Moriyama y la técnica de Joan Colom volvió al lugar de la tragedia y comenzó a fotografíar el entorno del fatídico cajero 35 (que aún está) de la calle Joaquín Costa de Barcelona.



(c) Agus Prat

Fotografíaba la calle conectándome con mi entorno, sin distracciones, imaginándola como un gran espejo mientras buscaba resonancias con aquello que mi mente proyectaba hacia fuera y dejándome llevar por la idea de atravesarlo en busca de mi diario perdido” señala Prat.
Y así nació The Mirror Chair Project. “Quiero hacer un libro con las fotografías de mi experiencia y necesito vuestra ayuda para poder imprimirlo. Si me ayudas, os llevareis un ejemplar más económico que su PVP, firmado y con mi agradecimiento eterno”.

Por eso, no dejen de apoyar su fantástico proyecto que está en crowdfunding en Verkami. Y eso no es casualidad.
Hasta pronto!



Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

lunes, 28 de mayo de 2018

Fotografías en modo libro abierto


La calle en su devenir constante de movimientos es siempre distinta, diferente aunque sea la misma esquina de tu barrio. La luz siempre es diferente, la gente que va y viene cambia cada día. Esa incertidumbre y la constante transformación de las cosas en un espacio público es un menú muy atractivo para cualquier fotógrafo urbano exigente.


(c) Gueorgui Pinkhassov

En ese contexto, una forma bastante práctica de organizar los elementos para darle dinamismo y profundidad de campo a la instantánea es a base de triángulos del cual ya hablamos en varias ocasiones en este blog. Para los coloristas, triangular colores es una forma habitual de generar una composición potente y dinámica.


(c) Nikos Economopoulos. Ghana, 2017

Otra forma práctica cuando no hay mucho tiempo para organizarse (porque las cosas en la calle ocurren muy rápido y son imprevisibles) es intentar organizar la composición como si se tratara de un libro abierto.




Donde el lomo (imaginario) esté centrado y que divida, de alguna manera, la instantánea de dos partes iguales.
Veamos otro ejemplo, de este gran maestro que es el fotógrafo griego de Magnum:


(c) Nikos Economopoulos. México, 2017





Todo ello, “triángulos” y “libros abiertos” son mucho más prácticos de organizar cuando intentas ver la escena, de frente,  como si estuvieras ante una obra de teatro y tú,  "desde la primera fila", intentas componer. 





Todo es una cuestión de como te posicionas mientras deambulas por la calle. No es una tarea sencilla pero con trabajo y dedicación se logra observar "desde el lomo de un libro abierto y a base de triángulos". Todo es una cuestión de geometrías...





Hasta pronto!



Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!