Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

miércoles, 12 de febrero de 2014

Gruyaert en acción

© Harry Gruyaert

Harry Gruyaert es otro de mis fotógrafos preferidos. Principalmente porque me emociona su personal forma de mostrar el mundo que lo rodea y, por el uso del color que en sus fotografías juega un papel muy importante.
En un principio, Gruyaert utilizó el blanco y negro. Sin embargo, luego de conocer el trabajo del cineasta Michelángelo Antonioni y el del fotógrafo William Eggleston, se decidió por el color como un elemento primordial para sus trabajos posteriores.
Además – como hizo Cristóbal Hara en España -  abrazó la influencia de la prestigiosa pintura de su país, en especial, el surrealismo de René Magritte y el expresionismo de Paul Delvaux para reconsiderar la realidad desde una perspectiva distinta, casi cinematográfica.


René Magritte


Paul Delvaux

De esa manera, delineó  su primer trabajo a color serio,   aprovechando los colores en la pantalla de televisión (recién se estrenaba la TV a color en Europa). El trabajo se tituló TV Shots (1972) y es una parodia a los reportajes de fotos de actualidad.


TV Shots © Harry Gruyaert

“Cuando vivía en Londres en los años ’70 había un televisor en mi casa, jugando un poco con la antena y ajustando los controles podía obtener colores fascinantes.  Esto me llevó a pasar un par de meses. Me hizo ver el mundo de una manera diferente y para cuestionar la creciente influencia de la televisión en todo el mundo…Me había convertido en una especie de reportero dormitorio que enfrenta a la <sociedad del espectáculo>”.
El año pasado, Harry Gruyaert habló de su TV Shots en el festival de Arlés.





Por último, los dejo con otro video en donde vemos trabajar a Gruyaert en su constante búsqueda de las mejores condiciones de luz para sus fotografías. 





Hasta el viernes!

2 comentarios:

  1. Gruyaert es un grande sin diicusión! Gracias por compartir los video, Marcelo!

    ResponderEliminar