Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Fotografías verticales para una ciudad vertical

Durante una de las  veladas nocturnas (jueves 5 de septiembre) del reciente Visa pour l’Image, se hizo un pequeño gran homenaje al fotógrafo chileno, Sergio Larrain, fallecido en febrero de este año. 


© Sergio Larraín

Y lo que más me llamó la atención de ese tributo fue que todas las imágenes presentas sobre el autor eran verticales. 


© Sergio Larraín 
Café Siete Espejos © Sergio Larraín 

No tuve dudas en ese momento. La organización del evento mostró su trabajo más logrado, más acabado y me refiero a: Valparaíso






© Sergio Larraín 



Dicho libro, muy difícil de encontrar hasta en Amazon, fue terminado por el autor en 1966 pero publicado recién en 1991. Recordemos que el prólogo de dicho libro lo realizó el gran escritor chileno y premio Nobel: Pablo Neruda. También recordemos que el proyecto se terminó de concretar gracias al dinero que le aportó Edward Steichen (dirigía en ese entonces el Museo de Arte de Nueva York) por la venta de algunas de sus fotografías. Lo demás fue talento y trabajo del gran fotógrafo. 





© Sergio Larraín 




“Larraín partió a Valparaíso – cuenta el escritor argentino Juan Forn en un artículo que publicó el diario Página 12 – y se pasó vagando por sus calles y el puerto e hizo un libro maravilloso, chiquitito, en el que casi todas las fotos son verticales, “ 













© Sergio Larraín  





“Y cualquiera que haya subido – prosigue Forn - al funicular de Valparaíso entenderá que no hay otra manera de ver esa ciudad: todo es vertical ahí, todo sube o baja por esas calles que caen al mar”.










© Sergio Larraín  




“Una imagen legendaria de esa serie es conocida en el mundo de la fotografía como la foto mágica: una nena sube por unas escaleras al sol, otra nena va bajando en segundo plano por las mismas escaleras abajo; son asombrosamente iguales las dos, el mismo pelo, el mismo estado, la misma actitud corporal, sólo que una parece la otra tres años después, como si bajar escalones pasaran los años.” concluye Forn.

6 comentarios:

  1. En mis últimos cuatro años en Valparaíso, creo que solo he realizado muy imágenes en horizontal y de ellas, solo puedo recordar las que son del puerto o el borde costero por la majestuosidad que tiene el océano en contraste con los elementos.
    El libro, fue un detonante cuando lo descubrí hace ya casi 2 años. Desde entonces, siempre me acompaño. Hoy, recorro sus calles. Algunas de las cuales, son prácticamente iguales. Solo han envejecido sus protagonistas.
    Un abazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. teresante lo que dices de Valparaíso actual. La huella urbana que marcó Larraín sirve de comparación.Un abrazo!

      Eliminar
  2. Quería decir 20 años, aunque haciendo memoria, fueron más. Descubrí el libro en la calle Enrique Granados de Barcelona. En los puestos de libros usados que había (¿hay) detrás de la universidad. Corría el año 1995. Ha pasado tiempo, pero sigo recordando sus imágenes. Hoy las vuelvo a ver y lo más importante,puedo pisar casi todas sus fotografía.
    También puntualizar que he realizado "muy" pocas fotografías horizontales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me imaginaba que eran más años!!. que bueno realizar los recorridos del libro. Puede ser una grata aventura urbana..Un abrazo, Jan

      Eliminar