Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

lunes, 12 de diciembre de 2016

Algunas cuestiones de objetivos


Cuando empecé a realizar fotografías, hace más de 20 años, tenía la impresión que cuanto más objetivos tuviera, más fotógrafo iba a ser. Con el tiempo me fui dando cuenta que hay que minimizar los equipos y en especial cuando estás en una ciudad.
Y cuando se trata de fotografiar en espacios públicos urbanos hay que hacerse unas preguntas previas claves para entender que objetivo llevar: ¿quiero incluir más elementos en la escena?, ¿quiero estar cerca de lo que fotografío?;  ¿deseo tener más profundidad de campo?; ¿ser rápido?; ¿discreto?.
La respuesta tiene una sola respuesta: objetivo gran angular fijo que puede ser desde 28 mm. hasta 50 mm. . El que prefieran.


(c) Raghu Rai


Durante los talleres que imparto intento que los participantes utilizen durante un día de prácticas, una distancia focal  fija y al siguiente día, si no se sienten cómodos, cambien a otro, hasta encontrar el objetivo más apropiado para realizar instantáneas.


(c) Tarik Samarah

Es importante estar a gusto con la percepción elegida ya que es crucial sentirse cómodo con lo que se ve a través del rectángulo de la cámara. Y, de esa manera,  también se irán acostumbrando a esa perspectiva visual.
Además no tendrán que llevarse permanentemente la cámara a los ojos ya que el objetivo estará fijado en la mente del fotógrafo y, de paso, será más discreto y rápido a la hora de hacer instantáneas.


(c) Ernst Haas

Recuerden, además, que el verdadero zoom serán las piernas para acercarse o alejarse de la escena tanto como quieran. Y así, con cambios de posicionamientos,  se excluye o se incluyen elementos de la composición. Y lo más importante, se darán cuenta solos que no necesitan más para fotografiar.


(c) Saul Leiter











Para los que quieran utilizar teles recuerden que generan la sensación de una perspectiva más plana.
En el caso de Saul Leiter, el gran maestro americano del color, utilizaba, en muchas ocasiones, un lente de 85 mm. que lo ayudaba a comprimir los objetos en el encuadre.


























también ayuda a desenfocar ciertos elementos.

Lo importante de todo esto es el resultado final y que las imágenes transmitan lo que queremos expresar.
Hasta pronto!
















Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

4 comentarios:

  1. Me has hecho recordar una frase que tengo grabada en la mente, creo que fué Navia quien lo dijo, "Me di cuenta que cuanto más ligero iba, mayor era mi creatividad"

    ResponderEliminar
  2. Leiter incluso llego a utilizar una temporada muy satisfactoria un 150mm. Haas y otros maestros como Herzog o Fieger también menudeaban focales largas. Es curiosa esa coincidencia precisamente en esos pioneros del color.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Gerard. Y otros maestros como André Kertesz también trabajó con teles e hizo grandes fotografías. En fin....cada uno tiene que encontrar su sitio en los espacios públicos. A mi me gustan las focales cortas pero eso no significa que tiene que ser siempre así.un abrazo!

      Eliminar