Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

miércoles, 29 de octubre de 2014

Ensayos banales para fotógrafos


Espero con mucha ilusión, los primeros dos cuadernillos de Cristóbal Hara dentro de una colección titulada: Ensayos Banales que impulsa Ediciones Anómalas y que aparecerán a fines de noviembre.

Archipiélago / Los Ensayos banales 1
Al escondite / Los Ensayos banales 2



Lo que más me intriga y, a la vez,  me seduce, es que Ensayos banales son concebidos especialmente para los fotógrafos; Hara intenta, a través de esta colección, hablar de fotografía a través de sus propias imágenes.

una de las páginas de Archipélago

“Básicamente se juntaron dos cosas: por un lado, llevo muchos años haciendo ejercicios fotográficos, como entrenamientos. Comencé a hacerlos para intentar controlar los fondos; fallos en los fondos era la causa más común de que no me funcionaran mis imágenes. Luego comencé a hacer ejercicios para intentar interiorizar el lenguaje de imagen pura, no verbal, de la máquina, otros sobre el color, estructura, etc. Lo que aprendía en estos ejercicios lo utilizaba en mis libros, incluso pude aprovechar alguna imagen" señaló Hara, en un reportaje que le hizo Israel Ariño, co editor de Ediciones Anómalas.


una de las paginas de Al escondite

Hara es reconocido como un fotógrafo (nacido en la transición española) que rompe con el clasicismo del fotorreportaje llevándolo hasta sus límites y creando un lenguaje único y personal donde sus fotografías crean atmósferas muy difusas entre el documento y la ficción. Con una clara influencia de la tradición pictórica y cultural española.

Recuerden que se pueden adquirir los dos primeros cuadernillos del fotógrafo español en la misma web de Ediciones Anomalas y a un precio especial antes del 22 de noviembre. Creo que vale la pena.
Hasta el viernes!  



Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada