Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

miércoles, 8 de junio de 2016

El pulso de la vida urbana

Desde que aparecieron, las cámaras de pequeños formatos, a principios del siglo XX,   con películas suficientemente sensibles como para poder fotografíar en espacios oscuros o con poca luz; los fotógrafos no dudaron en dirigir sus miradas a los bares.


Nueva York 1929 © Walker Evans

El bar mide el pulso de la vida urbana.


Roma 1984 © Thomas Hoepker 

Ilustran el espíritu urbano. Allí se respira la alegría y la tristeza de la gente. También el chusmerío.


Paris 1967 © Herni Cartier Bresson


En grandes ciudades, por citar algunas,  como Nueva York, Londres, París, Madrid o Dublin, los bares son un popular fenómeno social que ha marcado la cultura y las costumbres de numerosas generaciones.


 Paris 1958 © Dennis Stock

Madrid © Luis Baylón


Y hablo de bares de una forma genérica como un espacio público multifuncional, heterogéneo en donde no sólo se beben copas, se come, se toma café o simplemente se pasa el tiempo en compañía o solo.


París 1978 © Michel Maïofiss 

En ese sentido,  Edward Hopper los utilizó para plasmar en sus pinturas,  la soledad, la incomunicación entre las personas.


Trasnochadores 1942 © Edward Hopper

© Edward Hopper

Con el estímulo hopperiano, Diane Arbus también solía ir “de copas” con su cámara.


New York 1962 © Diane Arbus

Los bares constituyen espacios de dispersión en donde la fantasía y la realidad van de la mano. Son lugares difíciles de olvidar si tienen magia.


Paris 1955 © Willy Ronis

Paris 1978 © Bernard Plossu


Los bares pueden ser lugares donde se manifiesta la crisis de una ciudad. De  eso sabe mucho, Anders Petersen con la particular gente del Café Lehmitz de Hamburgo.


© Anders Petersen

 Petersen pasó mucho tiempo allí entre prostitutas, borrachos, gente de paso y lo veían como uno más de ese surrealista bar.


© Anders Petersen


“Es una forma agresiva de trabajar – señala Eve Arnold - porque quieres ir tan profundamente como puedas, si se tiene cuidado con la gente, ellos te ofrecerán parte de sí mismos”


La Habana 1954 © Eve Arnold

Una vez, en una entrada de un bar - restaurante en Sevilla encontré escrita en la pared una frase que resume el espíritu popular de un bar y de paso, cierro la nota. 

© Marcelo Caballero

Hasta pronto!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada