Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

miércoles, 10 de febrero de 2016

Evitar el centro geométrico

© Sergio Larrain

"Patrick, las líneas más fuertes son aquellas que forman el borde de la fotografía, es decir, las que delimitan qué queda dentro, y qué fuera del espacio construido por una imagen" le señaló, en plan docente, Sergio Larrain a su amigo de Magnum, Patrick Zachmann cuando éste último lo visitó a su casa en Ovalle (Chile),  lugar elegido por el maestro chileno para retirarse definitivamente de la vida activa como fotógrafo de la agencia.


© Sergio Larrain

En realidad, lo que Larrain le sugería era que huya del centro geométrico como de la peste para plantear las escenas en los bordes, donde la frontera entre lo que se ve y lo imaginado se potencia creando ciertas especulaciones visuales que le interesaban también y mucho a John Szarkowski en The Photographer's Eye.


Sao Paulo 1997 © Patrick Zachmann

El centro geométrico se asocia con simetría e indica excesiva perfección, inmovilismo, rigidez. Lo que no que quiere decir que esté mal si voluntariamente se pretende ese efecto. Ya hemos visto como trabaja Stanley Kubrick, las simetrías perfectas en las fotografías de varios de sus films.


2001 Odisea en el Espacio (1969). Stanley Kubrick


Les cuento que ayer me llegó a casa, un catálogo (publicado por La Fábrica en el 2007) de Sylvia Plachy: De reojo. Out of the corner of my eye. Y mientras observaba sus imágenes, pensaba en las palabras de Larrain. Veamos algunos ejemplos.


© Sylvia Plachy


A propósito de todo ello, Jeff Jacobson comenta que Plachy "se mueve mientras hace las fotos. Prueba distintos ángulos, se desplaza hacia un lado, nunca se queda en el mismo sitio. Eso está claro en su imágenes. Hay en ellas un sentido de dinamismo". 


1980 © Sylvia Plachy

Y trae aparejado otorgarle, desde mi punto de vista,  un plus de protagonismo al que observa las imágenes y dejar liberada su fértil imaginación.





New York 1982 © Sylvia Plachy
Hasta pronto!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada