Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

viernes, 15 de enero de 2016

Arte y documento en las polaroid


Siempre sentí una gran debilidad por las polaroid…no sé….. tienen una textura, un aspecto tan propio, singular que,  me viene a la mente compararlo con ese sonido tan arenoso de los discos de vinilos.
 Si, ya lo sé, puede sonar retro. Ambos formatos, el vinilo y polaroid parecen dinosaurios en el actual mundo digital. Pero hay que reconocer que fueron precursores y,  en el caso de las polaroid, lleva en sus genes “una instantaneidad salvaje”, una manera muy limpia y sin montajes que me gustaba. Me daba la sensación de ser un material vivo, único a través del papel sensible y eso a prestigiosos fotógrafos ligados a la fotografía urbana, le pareció muy atractivo.
Como es el caso de la fotógrafa Barbara Crane que a principios de 1980 se embarcó en un proyecto: Private Eyes durante varios festivales de verano de Chicago.

© Barbara Crane

© Barbara Crane

Sus polaroid, por su textura, por su formato, por su peculiar color no sólo es un proyecto visual de su entorno vital veraniego; me transmiten aspectos casi impresionistas. El recorte de la polaroid le da ese toque intimista.


© Barbara Crane

En ese sentido, con una Polaroid SX-70 (una cámara réflex de un objetivo con un diseño muy ingenioso, plegable, práctica y liviana) le vino de perlas al ya anciano André Kertesz de los '70 para darle a su proyecto un toque extraordinario de su cotidianeidad.


© André Kertesz

© André Kertesz


Walker Evans rompió con sus moldes monocromáticos y se aventuró al color como un buen buscador de bodegones callejeros y dotando a sus imágenes polaroid de un aire expresionista que a Harry Callahan le hubiera gustado firmar.


 de su serie Polaroid © Walker Evans


Me gustaría mencionar al fotógrafo Bruno Bourel que comenzó a realizar fotografías con una SX 70 a finales de los setenta y realizó una serie de lo más abstracta y artística.


© Bruno Bourel


A pesar que la polaroid daba instantaneidad y “objeto físico” al acto fotográfico; a Robert Frank le permitieron la libertad para ir más allá y “destruir esa imagen perfecta” como lo demuestra su proyecto Seven Stories publicado por Steidl en el 2009.

Intervención con textos © Robert Frank
© Robert Frank

"Siempre me ha fascinado la imaginación y las técnicas que los artistas que usan películas instantáneas Polaroid han empleado para materializar sus ideas señala Barbara Hitchcock, quien se encarga de adquirir fotografías artísticas para Polaroid Corporation y parte de esos documentos visuales están elegantemente presentados en The Polaroid Book (Taschen 2005).
Buen fin de semana!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada