Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

lunes, 14 de diciembre de 2015

Sorpresas inesperadas


No debemos confundir la sorpresa con el azar. Son dos cosas distintas pero complementarias cuando nos aventuramos a resolver fugaces escenas en los espacios públicos de las ciudades.
 La fotografía realizada en la calle tiene un punto de azar importante ya que todo cambia rápidamente al igual que la luz. Pero la sorpresa tiene que ver con algo tan inesperado, como  singular y fuerte en emociones. Diría que es algo asombroso.
En ese sentido, la sorpresa tiene esa cuota de imprevisto, de novedoso,  de extraño que emerge en el alma de la composición como un grito. Y que discrepa de la situación digamos “lógica” que tiene una escena azarosa captada por una cámara.
Me gustaría poner algunos ejemplos de los muchos que hay en la historia de la fotografía documental urbana.
En primer lugar, sitúo a los retratos de Diane Arbus.


© Diane Arbus

© Diane Arbus


En muchos casos, con las fotografías de Michael Ackerman,   la sorpresa se viste con la cara  más extraña y me sugiere una sensación dubitativa ante la incertidumbre a lo desconocido. Y ese plus impacta en la atmósfera de la composición. Está a flor de piel.

© Michael Ackerman

© Michael Ackerman

O con algunos trabajos de Cristina García Rodero como España Oculta o con la serie de Haití.


© Cristina García Rodero

© Cristina García Rodero

O la sorpresa teñida de asombro en varias imágenes de Minutes to Midnight de Trent Parke.


© Trent Parke

© Trent Parke


Probablemente y por su singularidad, sean las imágenes que más recuerdo. Y por su carácter tan sorprendente,  las encuentro tan vitales como la primera vez que las observé. Y, a su vez, son escenas muy difíciles de resolver en donde la sorpresa no puede cuantificarse y denota un imprevisto tan breve como emocionante. Al igual que el devenir de la vida misma.

Hasta pronto!


Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada