Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

lunes, 16 de marzo de 2015

No me olvides

Bernard Plossu es un viajero de los de antes con un detalle diferencial y complementario: tiene ojo fotográfico para los que aún no conocen su obra.

Shane 1982 © Bernard Plossu

 Quizás este detalle sea revelador para entender a este viajero fotógrafo de instantáneas de espacios olvidados, de lugares que parece que no hay foto, de momentos intersticiales como los definía Robert Frank.



Hace unos días, en Sevilla, la gente de Photocertamen (que tiene una  pequeña pero rica biblioteca de libros de buenos fotógrafos) me prestó (o mejor dicho, les pedí que me lo prestaran)  Forget me not de Bernard Plossu y debo confesar que me pareció un libro cautivador por varios aspectos.

Baja California, Méjico 1973 © Bernard Plossu


Por un lado, me gusta la cronología interna que propone este libro que no tiene nada que ver con los años ni con los lugares, sino con el tiempo interno de la fotografía que te lleva como en un viaje de reconocimiento propio y te transmite esa vitalidad.


Autorretrato, Arizona 1980  © Bernard Plossu

Y por otro lado, es un manual de composición. De cómo hacer retratos, fotografías de viaje, instantáneas de la calle, bodegones, arquitectura y fotografía documental en sí misma. Un documento de su alma inquieta,  una clase magistral de lenguaje fotográfico omnisciente con compromiso, solidaridad y, por sobre todas las cosas,  simple.
Publicado por TF Editores en el 2002, las 133 fotografías de este libro recrea la imaginación de quien lo visita y te deja muchas preguntas sin resolver y esa es la verdadera esencia de la fotografía: dejar abierto caminos y cuando dejas la última página, tienes ganas de volver a recorrerlo con el inicial entusiasmo.

Michèlle, Port-Cross, Francia 1964 © Bernard Plossu

“Vemos restos de viajes, escenas que nunca fueron mostradas, espacios íntimos que no habían llegado a sublimarse a través de su expansión en paredes o páginas; cosas y situaciones ya difíciles de recordar pero que han resistido y aquí se ofrecen como nuevas, impolutas de tiempo” señala el realizador del prólogo, Rafael Doctor Roncero y director de esta colección Foto de la editorial madrileña.

Hasta le miércoles!!





Si este post te ha parecido útil, cómprame un café!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada