Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

viernes, 14 de febrero de 2014

De tal palo tal astilla

© Ernst Haas

El legado fotográfico que ha dejado  Ernst Haas (1921 – 1986) perdura a través del tiempo y con la publicación,  hace dos años,  de Color Correction, las nuevas generaciones pueden apreciar el magnífico y siempre vigente trabajo del fotógrafo de Magnum.





Sin embargo, el legado más importante lo atesora su hijo, Alex Haas quien en los últimos 20 años ha desarrollado un enfoque interdisciplinario que conjuga la música, la fotografía y el formato multimedia. 
Ernst Haas le transmitió al joven artista el buen gusto por la imaginería del expresionismo abstracto de Rothko, la abstracción visual y, además,, cuando era un adolescente se apasionó por la música electrónica de los '70 del siglo pasado y en especial por Brian Eno, entre otros.
Con el tiempo nació su proyecto Sanctum que surgió a partir de una fotografía realizada por su padre.

Proyecto Sanctum © Alex Haas


 “La idea de la repetición, ya sea en los bucles repetidos de hip hop o la aparente repetición de la música indie, siempre me ha interesado. Dentro de su simplicidad, las repeticiones crean un espacio ilusorio donde el oyente puede proyectarse. Mi trabajo actual explora este mismo concepto en el dominio visual” señala Alex Haas.



Video del proyecto de Alex Haas


Por último, los dejo con un video donde Alex habla sobre su padre. 


Feliz día de San Valentín y buen fin de semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada