Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

miércoles, 16 de octubre de 2013

Excéntricos ingleses


Snowy Farr © Tony Ray-Jones

La vida del fotógrafo Tony Ray-Jones fue muy corta pero le alcanzó para retratar algunos de los fugaces momentos de la vida de los ingleses en la década del ’60 del siglo pasado. Y eso ya justifica su impresionante y peculiar legado visual.


 Glyndebourne, 1967 © Tony Ray-Jones

Blackpool, 1968 © Tony Ray-Jones

“Para mi hay algo muy especial y es bastante humorístico contar con fotografías como es la vida de un inglés desde mi particular punto de vista antes que sea americanizado” señaló el fotógrafo un tiempo después de publicar su reportaje sobre los “Excéntricos ingleses” en el Sunday Times Magazine en 1970.


Eastbourne carnival, 1967 © Tony Ray-Jones

Para ello, había viajado por todo Inglaterra entre 1966 y 1968 en una autocaravana con las ideas muy claras: capturar las costumbres y las excentricidades de los británicos a través de sus fiestas, desfiles y otros eventos sociales. Y lo mostró de una manera ambigua y surreal.

Dickens Festival, 1967 © Tony Ray-Jones

“Mi objetivo es comunicar algo del espíritu y la mentalidad de los ingleses, sus hábitos y su forma de vida, las ironías que existen en la forma de hacer las cosas, en parte por la tradición y anacronismos diarios y de una manera honesta y descriptiva” señaló Ray-Jones a Ainslie Ellis en un reportaje que está incluido en el prólogo de su libro póstumo A Day Off (1974, Thames and Hudson).


Southport, 1967 © Tony Ray-Jones


Ray-Jones sentía un gran respeto por el trabajo de grandes fotógrafos de calle contemporáneos como Garry Winogrand y Joel Meyerowitz a los cuales conoció en su paso por Nueva York.

© Tony Ray-Jones


Sin embargo, al fotógrafo inglés le atraía mucho más el cine y allí encontraba una fuente de inspiración continua. En una oportunidad confesó que sentía una gran admiración por la obra de Luis Buñuel y Federico Fellini y también por los Hermanos Marx y Jacques Tati
Pero había un director que era su favorito. Me refiero a Jean Vigo y como él, falleció muy joven. Pero dejó una obra maestra que a Ray-Jones le impactó y era su película preferida: L’Atalante, un largometraje cuyas imágenes nos ofrece una historia de amor que parece extraída de un sueño más que de la realidad, contando cosas de nuestras vidas pero a través de un mundo de fantasía.
Los dejo con el trailer del film. 





Recuerden que su obra está actualmente en exposición en Media Space, Londres. Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada