Miradas Cómplices constituye un laboratorio de ideas, de reflexiones fotográficas e imágenes que, quizás, encuentren vuestra complicidad.

Translate

lunes, 12 de diciembre de 2011

Palabra e imagen: una combinación iniciática


En los años sesenta del  siglo pasado, los hermanos y editores de la Editorial Lumen, Esther y Oscar Tusquets se dieron cuenta que la literatura y la fotografía  podían ser grandes amigas a pesar de sus diferentes personalidades.
 “ Se trataba de establecer un diálogo  sin jerarquía, entre un escritor y un fotógrafo. Fue responsabilidad mía la elección de los fotógrafos y su diseño gráfico que, en los primeros números, compartí con mis compañeros de Studio Per” señala en la actualidad, Oscar.
De esa fructífera combinación, nacieron algunos libros que marcaron una época.

Camilo José Cela. Toreo de Salón. Fotos: Oriol Maspons - Julio Ubiña. Barcelona 1963

Camilo José Cela. Izas, Rabizas y Colipoterras. Fotos: Joan Colom. Barcelona 1964

Miguel Delibes. Viejas Historias de Castilla de Vieja. Fotos: Ramón Masats.  Barcelona 1964

Alejo Carpentier. La ciudad de las Columnas. Fotos: Paolo Gasparini. Barcelona  1970

Pablo Neruda. Una Casa en la Arena. Fotos: Sergio Larraín. Barcelona 1966

Hoy en día, la editorial La Fábrica recupera la mítica colección y algunos de aquellos legendarios libros  vuelven a ver la luz.
Y hace sólo un mes, publicó una nueva historia, un nuevo viaje,  muy iniciático para muchos de nosotros que no pudimos vivir toda esa explosión de imágenes y literatura en aquella época.
Se trata de Ocho viajes con Simbad llevado de la mano de las palabras deseadas de Siri Hustvedt, una de las escritoras más prestigiosas de la literatura contemporánea norteamericana y de las imágenes de Reza, legendario fotoperiodista de National Geographic.



Debo confesar que el libro actúa como un viaje hacia nuestro interior, hacia nuestra infancia,   impregnada de cuentos fantásticos y fabulosos como el de Simbad el Marino y las Mil y una Noches, entre otros.



Pero no es el mismo cuento contado una y otra vez en mi niñez. La gran narradora norteamericana (esposa de otro gran escritor, Paul Auster)  recrea la figura de Simbad de una manera más vital, moderna pero que mantiene ese hechizo tan familiar.
Una serie altamente recomendada que genera un lenguaje nuevo y logra sumergirnos en un apasionante viaje.


©  REZA
Hasta el miércoles!!

11 comentarios:

  1. Mira que disfruto con este blog. A mi es la mezcla que mejor me va. Fotografía y escritura, un cóctel mágico si se agita con gusto.

    ResponderEliminar
  2. Así es Agustín. Me alegro que disfrutes del blog..es un placer!

    ResponderEliminar
  3. Estoy enganchadísima a tu blog. Cada entrada me motiva. En particular este libro puede ser una idea genial para Papás Noëles, por ejemplo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cata, muchas gracias por tus palabras. A mi también, comentarios como el tuyo, me motivan para seguir adelante con todo esto!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Navia escribió en Litoral, una revista de literatura, un interesante artículo donde relacionaba escritura y fotografía, muy por encima de fotografía y pintura.

    Aquí te dejo un par de enlaces:

    http://navia-curriculo.blogspot.com/2010/11/acerca-de-la-eterna-y-feliz-confusion.html

    http://jmnavia.blogspot.com/2011/02/litoral-escribir-la-luz.html

    ResponderEliminar
  6. Gracias Ercanito. Ya los miraré. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. También él (Navia) siguió con su cámara los versos de Antonio Machado. Creo que también vi algo de eso en su blog, pero ya hace tiempo. Es un tema muy interesante

    ResponderEliminar
  8. Si, y también a escritores portugueses y también a Cervantes. Navia es un gran continuador de esta escuela y lo pregona en sus talleres. Creo que la fotografía no debe perder esa función documental que caracterizó al pasado del fotoperiodismo. Depende de la mirada de las nuevas generaciones más allá del formato si es analógico o digital.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. Si los ejemplares de "Izas rabizas y colipoerras" y el de "Viejas historias..." son suyos, pérmitame que le dé un consejo: no los doble en 180º para fotografiarlos o escnear las tapas. el plastificado que utilizó Lumen no es de buena calidad y se agrieta a la mínima.
    Un saudo y feliz Navidad

    ResponderEliminar